Poemas

Ese Jardín me recuerda a haber vivido tan solo 18 años en este lugar 

Te sientas en ese jardín

 Tus pies se asoman por el abismo bruñido

Abajo de ahí, en el fondo del tártaro,

existe una fogata de bestias huyendo

De sus mismas llamaradas. 

Te sientas en ese jardín

La tinta de tantos versos  

Se convierte en el paisaje común

Las letras se transforman 

En auríferos ríos corriendo 

por la boca del cielo castaño.

Te sientas por última vez en el jardín 

Doblando las esquinas, se fruncen las calles, 

Se desmoronan como un puñado de cenizas de toro

Y ahora sentado, por última vez en el jardín 

El corazón plasmado sobre el alba

Develará un nuevo ciclo.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s